1-Mira a los ojos. Mientras hablas fíjate en las pupilas de la persona que tengas en frente, mantén la mirada unos 3 segundos. Esto ayuda a desarrollar la complicidad.

2-Intenta que la conversación sea 50-50. Aunque la persona te guste mucho y quieras explicarle todo lo maravilloso/a que eres; todos queremos comprobar que se interesan por nuestra vida y que también resultas interesante. Nadie quiere estar con un narcisista o con alguien monotemático.

3-Sonríe y ríete siempre que tengas oportunidad, es infalible a la hora de conocer nuevos amigos y amigas, porque todos queremos vernos reflejados en la otra persona. Una sonrisa es la forma más bonita para ver el efecto que producimos.

4-Sé prudente. Al contestar espera 3 segundos, contesta con una sonrisa, con palabras positivas, para dar seguridad a la otra persona que lo estas escuchando con interés.

5-Proyecta optimismo, pero un optimismo práctico. Un optimismo bien entendido significa que tus proyectos van a tener un resultado favorable si haces lo que tienes que hacer, no que las cosas siempre van a salir bien hagas lo que hagas.